viernes, enero 05, 2007

Están al caer

¡Ya vienen los Reyes!
¡Muerte a Santa Claus! ¡Acabemos de una vez con el gordito risueño! ¡Abajo el republicano vestido de rojo trasegador de Coca-Cola!

Ahora resulta que también viene de Oriente, lo que hay que ver ¿No se han fijado en esos estúpidos muñecos subidos a una escalera que afean las ventanas y balcones de nuestra ciudad? Tienen los ojos rasgados y visten de poliéster. Parecen cacos, desvalijadores de pisos en miniatura.

¿Y qué merito tiene lo de Papá Noel?
Censado en Korvatunturi, Finlandia. Reside en una casa de troncos de pino de Laponia de hasta 300 años que garantizan una mayor robustez y un máximo aislamiento térmico.
400 metros cuadrados distribuidos en dos plantas. Sauna exterior, garaje para ranchera y limusina, quince hectáreas de zona ajardinada y boscosa a su entera disposición.

Trabajo a cinco minutos de casa dando un agradable paseo.
1836 elfos a su servicio. Contrato fijo, sueldo a la escandinava, jornada de 30 horas semanales, seguro médico y plan de pensiones. Guardería, cantina y dispensario.

Plazo de 365 días para servir los pedidos, proveedores ingleses, alemanes, suecos, japoneses y estadounidenses, control de calidad exhaustivo, excelente seguridad y prevención de riesgos laborales, incidencia de estrés bajo mínimos, trato afable y cordial.

Macrocampaña de publicidad a cargo de las más poderosas multinacionales. Aparición esporádica en películas, programas y series televisivas, anuncios, cuñas radiofónicas y cartelas. Dispone de varias páginas en la red.
Los transportes de mercancías se realizan en trineos volantes, cómodos, rápidos y seguros.

El único factor de riesgo es que Santa pueda sufrir una eventual insuficiencia renal consecuencia de su desmedida afición al ponche de huevo y al vino caliente con clavo y canela.
Dado lo avanzado de su edad, el cuerpo médico que lo atiende le ha recomendado que reduzca el consumo de carne roja, derivados lácteos, repostería y cigarrillos Peter Stuyvesant.
Así cualquiera.

Lo de Sus Majestades de Oriente si que es pura magia.
Su inmensa expedición vaga todo el año por los desiertos de Próximo Oriente y Oriente Medio.
Más de una vez les han volado la corona en la franja de Gaza, Irak, El Líbano y Afganistán. Han sido interrogados por el Mosad, el Sisde, la CIA y el Muhabarat.
Se les ha confundido con traficantes de drogas, de armas, Payasos sin Fronteras y figurantes de una coproducción uzbeko-armenia.
El Rey Baltasar las pasó canutas cuando fue tomado por un marine desertor oriundo de Macon, Alabama. Pasó dos semanas en una prisión militar en Ramada y estuvo a punto de ser sometido a consejo de guerra sumarísimo.

Reciben los encargos con un par de días de antelación a través de cartas ilegibles plagadas de faltas de ortografía y tachones.
Sus suministradores chinos, paquistaníes, surcoreanos, nepalíes y ucranianos jamás cumplen con los plazos y a menudo se equivocan con las comandas.
Se desplazan en camello, soportan temperaturas inclementes y han de lidiar con tempestades, minas antipersona, alimañas, adustos guardias fronterizos y papeleo sin fin.

Llegados a destino se han de sacudir la arena de sus capas, engalanar su caravana, proveerse de golosinas y desfilar ante millones de niños expectantes.
Bien entrada la noche tendrán que repartir todos los juguetes procurando que nadie se despierte.

Y todo eso a cambio de un vaso de leche, unas cuantas galletas y una sonrisa.

¡Nobleza obliga! ¡Vivan los Reyes Magos!

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Pero no te has dao cuenta todavía de que no existen?

Iluso.


Un saludo marcial,
Rat Paco

4:03 p. m.  
Anonymous Juan Carlos ha dicho...

¡MENTIRA!
¡ROJOS DESCREIDOS!
¡REPUBLICANÍSIMOS!
¡VIVA LA CORONA!

5:31 p. m.  
Blogger elmundoensusmanos ha dicho...

¿Cómo que no existen los Reyes?
¡Descreído Rat Paco!


¡¡¡Ivo, tendrías que escribir para la prensa nacional, por favor, envía tus artículos a algún Periódico de tu gusto, mereces remuneración!!!

Un abrazo,
emilio

11:53 p. m.  
Anonymous Gabi ha dicho...

Pues mi viejo y mis tíos les dejaban una botella de coñá ...
(y alguien se la bebía)

un abrazo y feliz año pa tol mundo!!!
Gabi.

7:59 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Buenísimo!
Me ha hecho reir mucho.
Feliz año a todos.
Àngels

9:41 a. m.  
Anonymous Oleguer Ratafia ha dicho...

Fija que la coñá se la metía entre pecho y espalda el negro, más conocido en su tierra como Rey Ma-ma-du.
¿Ves como existen? ¡Hay que creer!
Bon any!

1:42 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal