jueves, diciembre 14, 2006

Queridos fantasmas

Sigo en mis trece, defendiendo la Navidad a capa y espada, ni los estúpidos omnipresentes anuncios de juguetes y perfumes, ni las colas ni empellones en las tiendas, ni los atascos, ni los pedigüeños rumanos disfrazados de Papa Noel, ni las hordas de auxiliares administrativas borrachas, ni las estampidas en los supermercados, ni la histeria generalizada conseguirán que cambie de opinión, me encantan estas fechas.


Barcelona resplandece, la gente cargada de bolsas y paquetes, los bares y restaurantes a reventar, las calles llenas de gente.
Para un “ratpackista” declarado como yo, es un auténtica maravilla.
Se siente uno como Frank, Dean, Sammy, Peter y Joey deambulando a sus anchas por Las Vegas.
Luces, fiestas, ostentación, copas, bufés repletos de exquisiteces, corbatas y pitilleras de regalo.

De todo el mundo es sabido que Rat Pack es el nombre que recibe la cuadrilla conformada por Frank Sinatra y sus secuaces, una alegre pandilla que brilló con luz propia entre finales de la década de los cincuenta del pasado siglo y principios de la década posterior. Tenían talento, fama, fortuna y les gustaba vivir a lo grande, quemando hasta el último cartucho.

Al contrario de lo que mucha gente cree, el Rat Pack no fue una invención de Frankie "Ojos Azules".
El Holmby Hills Rat Pack era la camarilla habitual de Humphrey Bogart. Cuenta la leyenda que Lauren Bacall se encontró en la piscina de su casa a su marido y sus compinches después de cinco de cinco días de juerga ininterrumpida. Ante la visión de tan lamentable espectáculo exclamó: "You look like a goddamn rat pack!" (“¡Parecéis una maldita pandilla de ratas!").

Es curioso, mi abuela materna utilizaba la palabra Rattenpack para referirse a un grupo de maleantes, golfos o calaveras. Pack, tanto en alemán como en yiddish, significa gentuza, chusma.
Es muy posible que Bacall, judía neoyorquina, adaptara al inglés una expresión totalmente centroeuropea.

Del Rat Pack primigenio sólo vive Lauren Bacall, de la segunda formación, colea el bueno de Joey Bishop.
Constantemente me sorprendo recordando a un montón de personas que nos dejaron. A diario veo películas, escucho discos y leo libros de gente que abandonó este mundo hace tiempo.
No me considero un nostálgico, no añoro mi infancia, todavía menos mi adolescencia, ni a aquellos amigos con los que hace años que no tengo trato, ni relaciones pasadas, ni los trabajos o pisos que he dejado. Rememorar constantemente situaciones y hechos pretéritos se me antoja una aburridísima e innecesaria pérdida de tiempo, prefiero emplear toda esa energía en tratar de hacer mucho más grato el día a día. No mires atrás.

Por el contrario, mi mundo de ficción, mis sueños y fantasías están totalmente ancladas en el pasado, pobladas de brumas y sombras.
Viejos retratos familiares, hombres y mujeres en blanco y negro, discos que crepitan, novelones decimonónicos, antañones programas radiofónicos, sombreros de ala ancha, coches antiguos, damas enguantadas, cines cargados de humo.

Estas fechas en las que se conmemora un nacimiento resultan de lo más evocador. En la tierra de mis ancestros la Navidad tiene una gran carga espiritual. Se festeja como por estos lares, pero también se recuerda con cariño a aquellos, que aunque ya no pueden comer turrón, siguen estando entre nosotros.

Cientos de millones de personas veneran al Niño Jesús, mi religión es otra, permítanme que rinda pleitesía a mis queridos fantasmas.

13 comentarios:

Blogger Roswitha Menzel ha dicho...

Me encanta que conserves estos queridos fantasmas y los recuerdos cargados de espiritualidad. No los pierdas. Sin ellos, la vida es triste y monótona.

Rübezahl

6:44 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

muy buena la frase "no me considero un nostálgico", he estado a un tris de tragarme el cigarrillo!. Por lo demás, me reconforta saber que compartimos santoral. Tan sólo una ausencia: B.B.B. (Beato Bart Bacharach).

felices fiestas

patrick

7:09 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Venga ya.. creo que a la que inventen la máquina del tiempo se tiene que meter usted el primero, aunque sea en un agujero negro...
tanta fascinación por las épocas del pasado, como a los amish, no os llevarán muy lejos.
vale que nos guste el cine clásico, los vestidos de las señoras de los años 50 y los beatles entre muchas otras cosas del pasado pero también hoy en día hay cosas que valen la pena , no se crea.
Y no son sólo los temas, quién dice hoy en día "pleitesía"?
se acerca el 2007 ! no es un sueño!! Y vos está haciendo uso de una máquina computadora, no?

7:40 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Alguien recuerda a Chencho, el mozalbete que se pierde en la babilónica, perversa ciudad que fue Madrid en décadas pasadas? Desde luego, me refiero a la preciosa película "La Gran Familia", concretamente de la escena final, cuando el pilluelo hace pasar un mal rato a la idem y, sobretodo, ay!, al pobre abuelete Isbert? Bien, acabo de consultar la ficha artística del film revolviendo en los papeles de la Brigada Político-Social de la camisaria de Via Laietana, y he descubierto que el niño-actor que encarnó tan dulce papel no es otro que....¿lo adivinan? ¡Nuestro querido anfitrión digital! Oye, que era una película, ficción...que el tiempo pasa, que ya ha pasado mucho tiempo, que pasará el tiempo, que estamos en el XXI!!! Nada, no hay manera....hummmm...¿un nuevo caso para el Doctor Oliver Sacks?

10:49 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Que enrollaos y cool sois los EUROPEOS.


Ya vienen los Reyes
con el aguinaldo,
les parece mucho
y le van quitando
pampanitos verdes,
hojas de limón,
la Virgen María,
madre del Señor.

Ya vienen los Reyes,
por aquel camino,
ya le traen al Niño
sopitas con vino,
pampanitos verdes,
hojas de limón,
la Virgen María,
Madre del Señor.

Ya vienen los Reyes,
ya le traen al Niño
muy ricos pañales,
pampanitos verdes,
hojas de limón,
la Virgen María,
Madre del Señor.


Ramóntxu.

9:14 a. m.  
Blogger uri ha dicho...

Por nuestros fantasmas!....dondequiera que estén.
No cambies nunca, maetro.

Un abrazo.

10:52 a. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Me han descubierto, lo admito,
soy la reencarnación de José Pardiñas en el asesinato y entierro de Don José Canalejas, alias, Pepe Isbert.
¡LLamen al Dr. Jiménez del Oso!
A mi querido amigo Patrick le recomiendo encarecidamente se pase al tabaco de mascar.
¿Quién dice hoy en día maquina computadora?
¿Joe Mannix doblado en chicano?
Soy cliente asiduo de la camisería de Vía Layetana. Cuello Windsor, puño francés y algodón egipcio, en blanco y azul, resto de colores descartados, iniciales discretas.
Alguien le envíe una zambomba a Ramóntxu.
Un abrazo, Orioles, nos vemos esta noche, vasos preparados, cubitera y ginebra dispuesta, una silla libre por si a última hora se presenta Ronald Colman.
¡Felices fiestas a todos!
¡Próspero 1957!

12:13 p. m.  
Anonymous Max von Czernowitz ha dicho...

Felicidades por ese sentido y entrañable homenaje. Yo también pensaré en ellos desde Constantinopla.

1:51 p. m.  
Anonymous Mireia ha dicho...

Muy buenas!

da gusto encontrarse con tanto espíritu navideño leyendo tu blog! realmente escasean los fieles a estas fiestas... pero bueno, en mi caso ni fu ni fa, no le veo sentido especial a estos días porque para mí y en casi todos los aspectos (incluido el consumista, como no, y descartado el horterismo decorativo), no deja de ser navidad en todo el año...
Bueno, muy felices fiestas y espero que 1967 sea para vosotros un gran año. Besitos.

mireia (waldorf)

2:25 p. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Querida Mireia,

comparto plenamente tu actitud, Navidad todo el año.
¡Felicísimas Fiestas y mejor año!
¡Nos vemos!
El día 29 celebro mi cumpleaños (la edad me la callo), invitadísima estás.
El resto ídem.

Un beso,

Ivo

4:50 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

RAMONTXU, QUÉ SON PAMAPANITOS?
SIEMPRE HABÍA PENSADO QUE EL VILLANCICO DECÍA CAMPANILLAS VERDES...
FELIZ NAVIDAD A TODOS! INCLUÍDOS LOS ENTRAÑABLES FANTASMAS DONDE QUIERA QUE ESTÉN.
ÀNGELS

2:27 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Al margen de polémicas entre presente, pasado y futuro,era un grupo irrepetible y digno de culto, los admiro y me es grato recordarlos.
Ivo, cuentame entre sus admiradores.

6:20 p. m.  
Anonymous Antonio ha dicho...

No salió da identificación anterior, soy Antonio

6:21 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal