jueves, marzo 15, 2007

El nacimiento de una nación

Josep-Lluis Carod-Rovira, vicepresidente de la Generalitat, ha declarado esta mañana que sólo contempla que Cataluña participe en unos Juegos Olímpicos cuando sea un Estado independiente, por lo que ha expuesto el proyecto de unas olimpiadas para países sin Estado.
Sugiere además que estos juegos se celebren en Barcelona en el año 2010.

Por desgracia, tan genial idea ha pasado totalmente desapercibida.
La mayoría de los catalanes, preocupados en cosas tan fútiles como llegar a fin de mes, conservar el puesto de trabajo y la vivienda o no diñarla estando en lista de espera de una intervención quirúrgica, no ha secundado la moción.
Una pena.

La inciativa me ha llegado al alma, puedo entender perfectamente la indignación, la repulsa y el desmembramiento estomacal del amigo Josep-Lluis.
Desciendo de silesianos. Nuestra venerada tierra dispone de bandera, constitución e himno, pero está falta de Estado.
Hoy por hoy Silesia es un país virtual.
¡Somos huérfanos de patria! ¡Parias sin terruño!

Confío, si el Comité Olímpico Internacional tiene a bien apoyar tan magnífica propuesta, podamos competir los silesianos.
Debido a la contundencia de su gastronomía y a la desmedida afición de sus habitantes a la cerveza, la repostería y las efemérides; nuestra expósita cuna no se ha distinguido nunca por sus aptitudes gimnásticas, pero como reza el dicho, lo importante es participar.

Esperemos que también se apunte al carro el país virtual de Occitania (territorio, como ya indica su nombre, donde se habla el occitano, que comprende el Midi francés, la Vall d’Aran y algunos valles alpinos del Piamonte).

Se me anegan los ojos en lágrimas imaginándome el grandioso desfile inaugural.
Marcharán como países abanderados:
Països Catalans, Euskadi, Galicia, País de Gales, Escocia, Córcega, Chipre, Padania, Chechenia, Kosovo, Quebec, Tibet, La Isla de Man, Sahara Occidental, Las Hébridas Exteriores, Las Naciones Indias y Palestina.

Laponia quiere inscribirse, pero en la categoría de nación móvil (el país al completo está supeditado a los movimientos migratorios de los renos).

Queda también resolver un pequeño contencioso con La Vall d’Aran, que no sabe si contender en calidad de nación independiente o sumar sus fuerzas a las de Occitania, aunque ya juegan con mucha ventaja en todo lo referido a deportes de invierno.

Algunos nostálgicos han puesto el grito en el cielo y se han dirigido al Conde Jacques Rogge, Presidente del COI.
Apelando a su condición de aristócrata, le solicitan que puedan participar Roma, el Imperio Austrohúngaro, Creta, Cartago, el Imperio Otomano, Persia y el Sacro Imperio Romano Germánico.
Diversas Asociaciones de Víctimas (galas, gépidas, íberas levantinas, tuaregs y burgundias) están recogiendo firmas con el fin de expresar su más firme repulsa.

La Asociación Internacional de Escritores y Artistas exige que se tenga en cuenta a países de ficción del calibre de Ruritania, Sildavia, País de Nunca Jamás, Borduria, Lilliput, País de Oz y el Reino de Redonda.

Mientras los litigantes tratan de ponerse de acuerdo, cosa arduo difícil, me permito recomendarle al perspicaz señor Carod se tome unas vacaciones para reponerse del titánico esfuerzo que le habrá supuesto tramar tan brillante plan.
A poder ser, indefinidas.

9 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Quiero participar, ¡¡por favor, por favor!! Soy silesiana de pura cepa. No soy buena deportista pero canto bastante bien y podría hacer pasteles muy buenos para que se repongan los deportistas después del esfuerzo.
?Dónde hay que inscribirse?

Rübezahl entusiasma

8:08 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Y la ilustración? No lo entiendo, es el traje típico de silesia?

11:49 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hay que ser honesto cuando se escribe sobre este tipo de asuntos. La mayoría de esos catalanes a que te refieres, preocupados todos por su vivienda, su trabajo y su incierto futuro en el quirófano (por cierto, al respecto decir que uno ha de vigilar dónde se mete si quiere seguir vivo), no han atendido a esa noticia como no atienden a la mayoría de las noticias, sean del tipo que sean, con la clara excepción de las noticias de sangre y pasión, y las curiosidades del mundo que tanto gustan a la cadena privada Antena3.

En cuanto a la minoría de los que sí se interesan por los asuntos que tanto aburren a aquellos otros, se ha dividido en dos frentes con relación a la mencionada iniciativa: los que la secundan (pocos, cierto es), y los que la rechazan de pleno. Estos últimos argumentan que esa iniciativa deja a Catalunya como una nación de segunda clase, una propuesta humillante para un país como el nuestro (o debería decir el suyo), y que lo que hay que hacer es luchar por una selección catalana que participe en los Juegos Olímpicos. Es decir, los independentistas radicales-alias-obcecados prefieren no existir que intentar de alguna manera empezar a surgir como un equipo (en este caso de deporte) independiente del Estado. Comprenderán que esa es una contradicción estúpida, pues como buen catalán que soy, me inclino por el trabajo de hormiguita, poc a poc i bona lletra, o de mica en mica s’omple la pica.

En resumen, me dejo de parafernalias en la escritura y a esos les digo llanamente que MENOS DA UNA PIEDRA.

8:51 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ay! estos catalanes separatistas ¿eh?.



Renano del Prado

9:12 a. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

No hombre, no. El tío de la ilustración es manolo Caracol vestido de nazareno de la Hermandad Sevillana de los Negritos.
Penitente sobre corcel árabe.
Le acompaña Lola Flores en uno de su primeros papeles, fíjese usted en la luna mora.
El silesiano gasta bonete, camisola blanca, lazo, chaleco de seda, pantalón bombacho y bota de caña alta.
Del 33 al 45 se cambió por una indumentaria más fresca compuesta de camisa, pantalón corto caqui, gorra de plato y un llamativo brazalete de color rojo.
Tal como están ahora las cosas en Polonia, barajan la posibilidad de recuperarlo.

Un abrazo,

Ivo

11:31 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Los de Blefescu nos negamos en redondo a participar en cualquier evento que cuente con la presencia de LIliput. Asimismo, el autor peca de desinformación al incluir a Borduria en el saco. Nuestros aliados Plekszy Gladzsystas estan con nosotros y nuestro boicot.Más vale quedarse en casa que competir con esos enanos miserables. Lamentamos sinceramente la situación del Athletic Club de Bilbao. Los Leones de rh negativo a buen seguro superarán los escollos y demostraran una vez mas por que los romanos ni se molestaron en ocuparlos.

9:39 p. m.  
Anonymous Max von Czernowitz ha dicho...

Con el fin de evaluar el estado de nuestra nación no se pierdan el libro de artículos de Xavier Pericay 'Progresa adecuadamente' en Ediciones Tentadero (http://www.tentadero.com/vueltadehoja.html).

10:02 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

vaya imbécil este pericay

9:01 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sin duda alguna,
esta es una de las mejores sátiras
que jamás se ha escrito sobre el nacionalismo ...

¡Pero qué risa!
¡Capta con ironía la esencia de la irracionalidad de este fenómeno!

¡Saludos!
Brian

9:20 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal