lunes, febrero 26, 2007

Balones fuera

La polémica está servida.

El Gibraltar Chronicle , el periódico de mayor tirada de la isla, publica en la sección de deportes la siguiente noticia en su edición de hoy:

Timothi Olivera, entrenador de la selección gibraltareña, indignado y dolido con sus vecinos españoles.

Por lo visto, cada vez que sopla viento racheado se les va la pelota a España.
Es una situación que se repite a menudo, y no les han devuelto un sólo balón de los 237 que hasta el día de hoy han extraviado.

Somos una selección modesta y no podemos permitirnos semejante dispendio, ha declarado el mister.

La Federación ha informado al respecto al Gobernador de Gibraltar, Sir Robert Fulton. Fulton ha tomado cartas en el asunto y no dudará en llevar el asunto a Downing Street si los españoles persisten en su actitud.

Joseph S.Blatter, Presidente de la FIFA, removerá cielo y tierra para que se reúnan las dos partes afectadas y pongan fin al contencioso.

El responsable de la retención de balones es Don Justo Colmenar, encargado desde hace más de treinta años del puesto aduanero de la Línea de la Concepción.

Flexiones y Reflexiones se ha desplazado hasta el lugar de los hechos y ha tenido la oportunidad de hablar con el autor material del hurto balompédico.

Pues sí, he sido yo. Y me quedaré hasta el último balón que pase la verja.
La política no tiene na que ver con esto.
Me importa un bledo de quien es propiedad la roca, yo lo hago por otra cosa, ¿sabe usted?

Tenía una novia inglesa, Joan Garling, una chica guapa de verdá, honrá, buena y muy limpia.
Nos veíamos a diario, yo trabajaba en el Peñón, íbamos a casarnos, pero, mala pata, cerraron la frontera.

No sé si sa acordará usted, fue en el 69.

Primero quitaron el ferry que iba de Algeciras al Peñón, después los permisos de trabajo pa los españoles, luego cerraron a cal y canto la frontera.

Estuvimos años sin vernos, y aunque la escribía un día si y otro también, ella no pudo resistir la espera y acabó casándose con un paquistaní que tenía un bazar de electrodomésticos.

Me desgraciaron la vida y yo hago todo lo que está en mi mano pa joderlos y pagarles con la misma moneda.

Poco deportivo es el despecho.

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

muy bueno !!

8:59 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

jaa jaa, jaaa !!! y tan poco deportivo !

8:41 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal