miércoles, enero 31, 2007

Sinfonía de una gran ciudad

A pesar de que nuestro transporte metropolitano funciona a las mil maravillas y a un precio irrisorio, he adquirido la sana costumbre de ir andando al trabajo.

Un agradable paseo de veinte minutos en el que se oxigena uno los pulmones con la brisa mediterránea de la calle Muntaner.

Gratísima caminata, ideal para tonificar los músculos y ejercitar los reflejos esquivando ciclistas tarados, andamios por doquier, tremebundas deposiciones caninas, automóviles que salen de improviso a velocidad de vértigo de garajes subterráneos, cascotes que se desprenden de las fachadas, taxistas beodos, zanjas, camarillas de renqueantes pensionistas cargados con radiografías, socavones, motocicletas suicidas, sacos de escombros y proyectiles aviarios.

No hay día en que no tropiece con carretillas, carretones, volquetes, carretoncillos y vagonetas conducidas por algún lerdo imberbe ataviado con el mono de trabajo de algún supermercado.

Resulta encantador toparse con grupos de risueñas adolescentes de considerable tonelaje cogidas del brazo, costumbre que no entenderá jamás, colapsando las principales arterias.

Por no hablar de los devotísimos, toda el santo día hincados de rodillas, menesterosos rumanos apostados en cada esquina.

La tristeza me embarga ante la idea de que debido a las obras del AVE, mi querido Ensanche desaparezca engullido por la demencial red de túneles que cruzan el barrio de cabo a rabo.
Parece ser que en el Carmelo ya tuvieron algún problemilla similar.
Gracias a Dios, siempre nos quedará Cataluña en Miniatura para hacernos una idea de cómo fue la Ciudad Condal en sus tiempos de gloria y esplendor.
O tempora! O mores!

Tan gratificante excursión aporta la serenidad necesaria para emprender con ahínco y entusiasmo la jornada. ¡Al trabajo con alegría!
Contribuyen también a alcanzar tan preciada paz espiritual las innumerables obras y reformas que se llevan a cabo en nuestra ciudad.

Cúan reconfortado se siente uno intentando mantener la concentración entre constantes martillazos, golpes y bramidos de albañiles. ¡Qué sosiego!

Si hubiera que ponerle banda sonora a Barcelona, no recurriría jamás a la aburridísima sardana, ni a la movida layetana, ni a la rumba, ni al odioso sonido mestizo del Raval; ni al, alabado sea el Señor, prácticamente extinto rock catalán.

Ya hace años que especuladores, chanchulleros, ediles corruptos, constructores sin escrúpulos, políticos facinerosos, blanqueadores de dinero, despiadados arrendadores y mafiosos varios; todos ellos fanáticos irredentos de Wagner, le han puesto música a esta urbe tomada por el ladrillo y las excavadoras:

Sinfonía demente para hormigonera, sierra radial y taladro neumático.

20 comentarios:

Anonymous El Gato Jinks ha dicho...

Vaya, por fin alguien se atreve a decirlo, alto y claro, después de tantos años, después de tanta miseria: ¡Con Porcioles vivíamos mejor! ¡Esta ciudad ya no es nuestra Barcelona!...es ¡Babilonia! Si señor! Así se habla! Una vez más El Gran Ivo dando en el clavo...Ah! Y nosotros que pensábamos que Pepe Domingo Castaño sería, a estas alturas, nuestro único guía espiritual!!! Gracias una vez más, querido Ivo.

7:52 p. m.  
Blogger Ester ha dicho...

Vente a vivir al pueblo hombre, que a ti y a tu se"ny"ora sus va a encantar.

Firma: prime y segun

8:44 p. m.  
Anonymous Ignatius Reilly ha dicho...

Cada vez que entro en este blog un molesto y penetrante aroma a naftalina inunda mi modesta habitación. Ivo, con tu esfuerzo tal vez acabas de inventar, sin pretenderlo, el primer blog que, ademas de opiniones (es un decir) expele olores. Bravo! Y Biil Gates sin entesarse!

9:48 p. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Estimado Ignatius,

la naftalina, además de excelente desinfectante, es un eficacísimo exterminador de polillas, alevillas y mariposones; enemigos mortales del guardarropa de un perfecto caballero.

Si es usted amigo de instalaciones artísticas y happenings, si prefiere Ingmar a Ingrid Bergman, si sus escritores de cabecera son J.T. Leroy, Chuck Palahniuk y Monica Drake; si vibra con la música de los grupos guitarreros de nueva hornada; ya sabe, flequillito, pantalón caído, camisa oscura y corbata sin americana; si se traga cada semana un par de películas rodadas en países tercermundistas, si no calza más que bambas, si le tiran chill outs y asépticos bares modernetes donde sirven capuccinos e infusiones, definitivamente, este no es su blog, hermano.

Para calmar su sed de conocimientos, le recomiendo encarecidamente la lectura del País de las Tentaciones y de las revistas Tendencias y Zero, eso si no está ya suscrito.

Usted lo pase bien.

Quedo a su entera disposición,

Ivo von Menzel

12:08 p. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Estimado Ignatius,

como colofón, estas líneas de regalo:

"La vanguardia sólo reconoce y reivindica lo fortuito, el desorden, la inestabilidad, el absurdo, la destrucción; lo clásico no ignora el azar, pero tampoco la necesidad; no niega lo irracional sino que lo contiene y lo supera; confía en hacer de lo fugaz algo imperecedero, del caos un cosmos, y a pesar del absurdo, encontrar un sentido del ser.

La vanguardia no sólo quiere destruir lo clásico sino que, por su misma lógica interna, por su culto a la novedad que pronto debe ser desplazada por otra más nueva, está condenada a autodestruirse.

Si algo perdura de la vanguardia no es por sí misma sino, irónicamente, a través de la tradición clásica que la recupera en su trayecto histórico, porque también el error forma parte de la verdad y al negarlo lo conserva en cierto modo; el carácter constructivo triunfa, de esa manera, sobre la pura destrucción."

12:12 p. m.  
Anonymous Max von Czernowitz ha dicho...

Señor Reilly,

deduzco por sus palabras que debe ser usted consumidor habitual de esos libros amarillos que publica Jorge de Herralde, perfecto exponente de la divina izquierda, que se atraganta con sucedáneo de caviar, viaja en coches de lujo que apestan a pachulí y sándalo y venera la figura de un asesino psicópata como el Ché Guevara. ¡Vade retro!

1:29 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues yo empiezo a oler un poco a Señor rabioso , envidioso y amargado... Ignatius, yo que usted levantaría (con disimulo) el sobaquillo a ver a qué huele ... no vaya a ser que el olor venga de de ahí y te haya confundido.Si tras dicho experimento , sigue el olorcillo en su modesta habitación, le recomiendo que la ventile un poco y quizá el aire fresco se lleve lejos su mala leche.

1:50 p. m.  
Anonymous Ignatius Reilly ha dicho...

Oh!Apreciado anfitrión, compruebo con satisfacción que, además de escuchar zarzuelas en su come discos, lee libros de ensayo. ¿Acaso copió el fragmento que nos ofrece del ejemplar de "El Criterio", obra del nunca sufiucientemente alabado Don Jaime Balmes, que adorna su despoblada biblioteca? La verdad es que sus respectivos estilos y pretensiones no dejan de ser coincidentes. ¿O tal vez el comentario sea de cosecha propia? Si ese es el caso, lo que dudo mucho, deja el coña de una vez y vuelve a la gasesoa, que luego pasa lo que pasa. A los demás amables contertulios, agradecerles su fino y británico sentido del humor y animarles a que sigan leyendo a nuestro querido autor: llegarán lejos.
Y por cierto que no se molesten en responderme. Sr. Ivo, le doy al razón en una cosa: este no es mi blog. Así que desconecto mi portátil, pagó mi consumición en el café Starbucks y, escuchando música en mi i-pod de color rosa, me largo a comprar unas adidas, un gorro puma y mi ejemplar de "Zero" (si, como sus brillantes mentes habrán deducido hace tiempo, soy un poco gay) antes de ir a cenar a un restaurante vegetarino donde no se puede fumar y solo sirven agua para acompañar la hamburgesa de algas.
Asi que, adiós queridos amigos. Os dejo con vuestros quintos y vuestra mojama. Y cuidado con las tragaperras....
See you boys

7:59 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Quizás la gauche divine está tan absorta en su divinos pensamientos que no se ha percatado aun de que tenemos en nuestra ciudad cada vez más ruido, más contaminación, menos arboles sanos, menos pajaros (están perseguidos como proscritos), menos amor al prójimo y menos educación. Pero claro todo esto no se ve tanto cuando se viaja en una limusina con aire acondicionado y se vive en un loft climatizado. Esto no es progreso sino estupidez de nuevo rico, asi de claro.
El sobreviviente enojado

8:46 p. m.  
Anonymous el gato jinks ha dicho...

¡Joder!¡Qué pesados estaís con la Gauche Divine! Claro que ya lo afirma el refranero popular: "No está hecha la miel para la boca del cerdo". Ignatius, te doy toda la razón y te mando un abrazo: si fuera por algunos, todavía estaríamos en la edad media. O peor.

12:23 a. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Reverenciado Ignatius, provocador de pólvora mojada,

deduzco por su obvio pseudónimo que usted ya empieza a peinar canas.

Pertenece a ese peripatético grupillo de eternos adolescentes que se niegan a la evidencia.
Siguen siendo esos mocosos inadaptados que paseaban su triste figura, cómic Cairo bajo el brazo, por cines minúsculos (siempre nos quedará el Casablanca) o por bares de imposibles taburetes.
Su corazoncito latía con los gallos de Morrisey, Echo & Bunnymen, los desgarros de Lydia Lunch y los bodrios de Lynch.
Hacer acopio de modernidad fue hasta coherente en esa época ávida de cualquier novedad después de cuarenta años sumidos en blanco y negro.

Lo triste es no haber evolucionado.
Nada más penoso que esos personajillos, embutidos en una ajustada camiseta diseñada por algún amiguísimo, que pasean sin ninguna vergüenza sus lorzas e incipiente calvicie por conciertos destinados a públicos prácticamente adolescentes. Incomodando con sus gilipolleces pseudointelectuales y su fútil verborrea a púberes y jovencitas.

Reniegan de cualquier atisbo de cultura clásica, todo lo moderno es fresco, alternativo y antisistema; lo antiguo, caduco, reaccionario y carpetovetónico.
Cuanta estulticia.
Si te gustan las películas de Ford eres un tabernario bravucón, un gañán asesino de indios.
Si te gusta el Dogma, un alma sensible , un hombre de su tiempo, pacifista, feminista y sensibilizadísimo con los problemas de los más desfavorecidos.
Señor, señor.

Las cosas no suelen ser así.
Cuanto más 'modelno' de fachada, más rancio.

- Vengo con hambre de lobos de una exposición de zurullos secos, madre (muchos de ellos, a pesar de lo avanzado de su edad, siguen viviendo con mamá, una santa) ponme la cena a la voz de ya.
Quien dice madre, dice pareja maltratada física y psíquicamente (no entraré en disquisiciones de sexo).
- Lo he pasado de miedo en la Fiesta de la Diversidad, nene, avísame a los cuatro becarios que nos han sacado todo el trabajo que hoy toca echarlos a la puta calle.

Así suelen conducirse todos estos tipos alternativos, profesionales liberales, apóstoles de la vanguardia,cínicos vocacionales; aunque la mayoría de las veces sus ácidos comentarios de patio de colegio están a la altura del guión de la peor película de Esteso y Pajares.

Desprecian al resto de los mortales, se mofan del hombre corriente, viven en su elitista micro mundo y alardean de formación, cultura y refinamiento.

Visto desde fuera no son más que unos pedantes insufribles, cargantes hasta la náusea, provocadores de bostezos.
Unos cretinos francamente maleducados, los graciosillos de todas las fiestas, la guinda de todos los postres; y lo peor de todo, soporíferos a plomo y faltos del más elemental sentido del humor, lo cual denota una grandísima falta deinteligencia.
N
o se cansan jamás de escucharse y contemplarse las 24 horas del día, se consideran la más divina de las creaciones, descienden directamente del Altísimo.

La triste realidad es que conocen al dedillo la obra de Barceló y no distinguen un Goya de un Tiziano, no han leído un libro escrito antes de la década de los cuarenta del pasado siglo (El guardián entre el centeno, auténtico incunable), creen que el rock & roll nació con la Velvet, están convencidos a pies juntillas que el cine nació sonoro y en color y van a cenar a carísimos restaurantes de cocina creativa cuando en su casa no pasan del San Jacobo precocinado y los arroces tres delicias congelados, siempre que guise otro, claro, ellos se encargarán de traer el vino.

Hagan el favor de mirarse al espejo, sean objetivos y actúen acorde a su edad.
Abandonen sus ridículos roles de enfants terribles. Asuman de una puñetera vez sus reponsabilidades, deberes y derechos como HOMBRES.
Déjense de pataletas de niño malcriado y condúzcanse de una vez por todas como gente de orden.

En el interín brindaré por la pronta desaparición de los de su calaña con un excelente brandy con el que me obsequiaron unos amigos (gracias a Dios tengo muchos, no como los de su condición)hará cosa de unos días.
¡A su salud!

Cordiales saludos y buen fin de semana,

Ivo von Menzel

5:27 p. m.  
Blogger elmundoensusmanos ha dicho...

Oye, me parece que a pesar de la crítica que no comparto de O'Railly, ha sido muy salvaje la contracrítica! Y por otra parte no estoy de acuerdo con la perspectiva de que lo moderno y lo clásico estén en contradicción: se puede apreciar las virtudes de las cosas que el tiempo les ha dado su solera y al mismo tiempo tener una mente abierta a las novedades, inventos, sugerencias, imaginación, etc. sin caer en el esnobismo, ¿o no estáis de acuerdo? En cualquier caso no considero que en modo alguno este blog sea clásico, ni muchísimo menos, antes al contrario. Los artículos son originales a matar y divertidos. Muy fácil: quien no quiera que no lo lea, él se lo pierde. No obstante, ¡no se despedace a quien no le guste! ¡Clasicismo y libertad de expresión! ¡Ambos los dos!

Un abrazo conciliador,
emil

6:04 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Así se habla, Emil, un abrazo por estas palabras juiciosas y conciliadoras.

Sisi

6:57 p. m.  
Anonymous Ignatius Reilly ha dicho...

Ay, para, para, que voy a llorar, que me partes el corazón...."oh, aún me quedan amigos....pero, gracias a Dios, no son como usted, ser malvado, pijo, reprimido, especulador, constructor en Murcia, jugador de golf, pederasta, antisistema, fustrado, impostor, homosexual, moderno, calvo, gordo, snob de mierda, gafas de pasta, residente en Gràcia, tocador de tambores (y de cojones)en la Ciudadela , alternativo ..." ¿Seguimos? Casi que no...ya te has retratado, ya has hecho bastante el ridículo. Y, un ruego, no vuelvas a escribir cuando vuelves de una francachela (seguro que esta palabra te gusta tanto como a Don Mariano Rajoy. Que curioso, escribes igual que este habla: "de matutes") Lo mejor, un par de aspirinas, mucha agua y a dormir que, aunque de resaca, mañana será otro día.
Mi querido anfitrión digital: me quito el craneo ante su perspicacia, ante su sutil analisis psicológico. Vamos, que ni Henry James en plena madurez. Y esas descripciones, tan naturales, tam costumbristas...puro talento, pura escuela falubertiana. Sin duda, nos hallamos ante la mejor pluma española después de Antonio Gala. ¿Cúantos borradores has enviado para el Planeta? Qué injusta es la vida...
Ivo, amado Ivo. Ese sentido del humor..no lo perdamos, sobretodo no lo perdamos que, ay!, tú también te pierdes!! Es que no has acertado ni una, chaval. Te crees muy gracioso y a veces hasta te haces gracia. Pero dudo que sepas reirte de ti mismo y de tu máscara. Y mucho menos escribir sobre ello. Ahora que nunca es tarde si la dicha en buena. Venga, demuestra tu don, manos a la obra, que tú puedes, machote.
En fin, para no ser reiterativo, ni hacerte perder tiempo (escribe, escribe: a pulir tu estilo), amor, me remito a los argumentos de "elmundoensusmanos". Por ahí deberían ir los tiros, mira si soy buena persona, mira si soy conciliador.
Y además, hay que joderse, decirte que ADORO a Ford, a Hammet y a Los Brincos. Qué cosas!
Te dej que ya me cansa el tema. Pero eso si, te lo ruego: Recuerda, Ivo, en tus oraciones todos mis pecados.
Un beso muy fuerte.

8:19 p. m.  
Anonymous Tom Violence ha dicho...

"Lo triste es no haber evolucionado", escribe Ivo. Ay, que me da la risa, que me caigo de culo, ja, ja, ja. Lo mejor que he leído en mucho tiempo..."lo triste es no haber evolucionado....! jua, jua, jua

9:25 p. m.  
Blogger elmundoensusmanos ha dicho...

Gracias sisi,
por tu nick pensaba que eras mi hermana, "sisi" "cici" "cecilia" pero resulta que no. Supongo que te llamas como la empreatriz. Tanto mejor...
¡Un abrazo!
emilio

12:50 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Si Emilio, he utilizado este nick recordando la Emperatriz Sisi (raices austrohúngaras). Repito, tu intervención fue de lo más acertada en un momento en el que la discusión empezaba a volverse demasiado subjetiva y enconada, en mi opinión. Además se iba apartando cada vez más de lo que fue el tema del artículo. Nuestra ciudad se hace cada vez más inhabitable. Por qué? Quizás sería bueno iniciar un debate sobre lo que se podría hacer para mejorarlo.
Un abrazo para tí y tu hermana

Sisi

8:41 p. m.  
Blogger elmundoensusmanos ha dicho...

Ya sé quien eres, una de dos: elisa o helena (ambas austrohumgaras)
¡La he cazado al vuelo!

¡Un besazo!

11:24 p. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Sosiega O'Reilly, sosiega, ya paso.
Ya has demostrado que eres un pozo de ciencia, ávido lector y aplicadísimo estudiante.
Ya has tenido tu público, esos 15 minutos de gloria de los que estabas tan necesitado.

Al resto de amables lectores agradecerles todos sus comentarios y su paciencia.
Gracias Emilio por tratar de poner paz en tan absurdo asunto.
No he sabido reaccionar y he perdido los papeles.
No debiera haber respondido a tan malintencionada y estúpida provocación.
Me he comportado como un auténtico imbécil, comentarios como los de Reilly deberían caer siempre en saco roto.

Ruego acepten mis más encarecidas disculpas.

Trataré de borrar el mal sabor de boca que haya podido dejar la patética trifulca entre Reilly un servidor con nuevos artículos.

Un abrazo,

Ivo von Menzel

Al señor Reilly, lo de señor es un decir, le sugiero no deje de acudir a su psiquiatra y no se salte la medicación.
Escribir un blog, algo facilísismo, hasta yo lo he conseguido, también puede resultar la mar de terapéutico.
Claro que es mucho más fácil escupir bilis y ponzoña en los ajenos.
Rezaría por usted, pero
como ya he manifestado en algún artículo de este modesto y anticuado blog, soy totalmente ateo.

¡Mejorarse!

12:14 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ignatius, pero quién te has creído para decirnos a los demás lectores que no nos molestemos en contestar?
De todo esto una cosa sí está clara: Si reconoces que este no es tu Blog, quieres hacer el favor de no entrar más?

3:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal