viernes, mayo 18, 2007

¡Viva la banda!

The Band se embarcó en una larguísima gira que duró de 1959 a 1976.
Primero como músicos del cantante Ronnie Hawkins, después como acompañantes de Bob Dylan.

A finales de los años sesenta publicaron su primer trabajo en solitario.
Un oasis, un soplo de aire fresco entre latosos grupos dinosaurio e interminables empanadas sinfónicas.

A pesar de su origen canadiense, sus componentes parecían sacados de un destacamento sureño de la guerra de Secesión o de un camión cargado de oakies durante la Gran Depresión.
Nada de pantalones de campana y camisas de paramecios.

Sus magníficas canciones barajaban a las mil maravillas sonidos country y música negra.
Grandiosa sencillez.

¡Muerte a los Allman Brothers! ¡Viva the Band!

¡Feliz fin de semana!

13 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Sin ánimo de ser cenizo:
¿Quienes son estos dinosaurios?
¿Seguidores del Maharishi?
¿Pedazo hippies?
¡Recuperemos la frescura del punk y vetemos a los Amish!
¡O hablemos de sesenteros con mayúsculas, véase, Zombies, Beatles e incluso versionadores dignísimos como los Soberanos!
Pero monsergas como Cat Stevens o estos leones melancólicos de recoger panochas ..... demasiado para el body.
¡Somos barceloneses, vivimos inmersos en el cemento, entre politicastros mercenarios y debería correr música electrónica por nuestras venas! ¡Estas reminiscencias de Woodstock están tan lejos de nosotros!
¡Echemos una mirada al este y abordemos la escena electrónica berlinesa, hombre!

6:10 p. m.  
Anonymous El rey de la butifarra a la brasa ha dicho...

¿La escena electrónica berlinesa?
¿Quién eres tú?
¿Algún descendiente ilegítimo de Nina Hagen?
¿No hay ya suficientes raves y tipos depilados en esta maldita ciudad?

¿Qué tendrán que ver el punk, los Zombies, los Beatles y The Band (fíjese que los meto en el mismo saco, todos mamaron del genuino rock % roll) con la basura tecno?
Puede que a cat Stevens también le guste el maíz, pero no me lo compare con los muchachos de la banda.

Barcelona es un poblacho, y a los villorios les sienta mucho mejor la taberna que el garito de diseño, la guitarra que el sampler, los gañanes que los moñas del Love Parade.

¡Larga vida al rock & roll!
¡Viva mi madreeeeeeeeeeeeee!

12:29 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mueren los 60's, y regresan los años 70's y Kate Bush con ellos:

http://www.youtube.com/watch?v=gfGc4wcil2g&mode=related&search=

Y magníficos recreadores de su música, como los Futureheads:
http://www.youtube.com/watch?v=amh8V-MopUI&mode=related&search=

Puede que se trate de música ingenua de quienes son criticados como indocumentados musicales. Pero eso es nadar en la superficie: Son emociones lo que les sale de dentro. Británicos, berlineses, estonios, lituanos ..... Hartos del imperialismo musical estadounidense, de que un chucho americano ladre y se alabe su ladrido como si de una obra de arte se tratara.
Las cosas por su nombre:
La música norteamericana alcanzó su cénit con Elvis y los Beach Boys. Un maravilloso crisol de música soul, afroamericana y frescura del nuevo mundo cuajó y este onglomerado se sublimó en la mejor canción de la historia aún no superada: God only Knows, de los Beach Boys.
A partir de entonces dio comienzo la decadencia y todo han sido recreaciones e intentos infructuosos de acercarse a el poderío estético de esa obra de arte cincuentera.
Entonces surgió Europa, adolescente en música moderna, como en el cine, en comparación a Estados Unidos. No obstante, esta adolescencia europea redundó en espontaneidad, el punk, la música electrónica berlinesa y en su conjunto, el poderío creativo europeo ha dejado rezagado al nuevo mundo.
David Bowie, Nina Hagen, Kate Bush, Madness, Kraftwerk, Depeche Mode, rescataron la música de puro goce y la popularizaron de nuevo acercándola a todos quienes enajenados por la crudeza de los ladrillos, las dictaduras y por sus políticos, aman la música animalmente.

¡Si es que tenemos que profundizar en las cosas! ¡No hay que ser musicólogo para mirar más allá!

1:15 a. m.  
Anonymous El rey de la butifarra a la brasa ha dicho...

Tío, menuda empanada.
¿Mueran los 60 y reivindicas "God only knows" como la mejor canción de la historia?
¿Filigrana cincuentera?
Amigo, el tema se grabó en marzo, abril del año 66.

Se deja usted de lado a un montón de conjuntos americanos que hicieron historia (Remains, Monkees, Sonics, Byrds, Doors, Love, Jimmy Hendrix Experience, Chocolate Watchband, Electric Prunes) toda la escudería soulera (Stax, Atlantic, Motown, etc.) que durante toda esa gloriosa década creó pura magia.
Cuando se dió ese fenómeno, Elvis se paseaba de plató en plató interpretando películas hediondas, cantando canciones peores e intentando no pasarse con los batidos.
Gracias a Dios volvió revisitado en el 68 y y demostró que seguía siendo el Rey.

Respecto la música punk creo que ha omitido usted a los verdaderos creadores de este sonido, todos ellos americanos.
Se olvida usted de la Velvet Underground, de Lou Reed en solitario, de los Stooges, de los New York Dolls, de los MC5, de los Ramones.

Mientras ellos se dejaban la piel tocando, los británicos se dedicaban a interpretar babosas baladas estilo Gilbert O'Sullivan, el punk en Gran Bretaña estaba en pañales.
Y hablamos de Inglaterra, referente de toda la escena europea.
En el resto de Europa el panorama era desolador.
Sonido layetano progresivo kartoffeln, pop ultrababoso de larga duración, melodías moñardas y larguísimos solos. Por no hablar de las pintas.
¡Asesórese hombre, asesórese!

11:16 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No he dicho "mueran" sino "mueren", hay una pequeña diferencia entre "deseo" y testimonio de los hechos. Nadie quiere más a los 60 que yo. Amigo de la butifarra a la brasa, no era mi opinión sino la verdad misma que se hace evidente.
En fin, me asesoraré mejor.
Un abrazo,
Julio César de Mankievich, dicho sea de paso, es una soberbia película, y Marlon Brando aunque arrogante, el mejor actor.

5:54 p. m.  
Anonymous el rey de la butifarra a la brasa ha dicho...

Ja, ja, ja, me has pillado, todo sea por animar el blog.

Conste en acta que no estoy del todo de acuerdo con las opiniones de mi alter ego.
En los primeros setenta el glam y el pub rock dieron cierto color a la escena inglesa.

"Julio César" de Joseph L. Manckiewicz (tela con el apellido) es idéntica a mi tercer apellido.
Tan peñazo como un ciclo íntegro de Bergman (Ingmar).
Ni actores tan maravillosos como James Mason (impecable siempre), los excelentes secundarios Edmond O'Brien o Louis Calhern o la elegantísima Deborah Kerr logran salvarla de la quema.
El repulsivo Brando, luciendo flequillito y minitúnica nunca había estado tan ridículo, claro que en Sayonara o en la Casa de té de la luna de agosto también se las trae.

Un abrazo

6:50 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Kate Bush?
¿Por qué coño todos los que se apellidan Bush han de acabar jodiendo a la humanidad?

6:53 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tildar de peñazo una película cuyo diálogo se basa casi íntegramente en textos literales de Shakespeare es, por lo menos, osado ...
Cierto son barrocos y emperifollados, pero si uno se concentra hay un mar de interesantes aseveraciones en dicho diálogo y, en consecuencia, la película no es tediosa.

9:11 a. m.  
Anonymous El rey de la butifarra a la brasa ha dicho...

Precisamente,
el teatro es otro medio, pocas adaptaciones teatrales han resultado en pantalla.
Pasa lo mismo con la interpretación, un excelente actor teatral quedará sobreactuadísimo cuando se le haga un primer plano.
Es otro lenguaje.
El diálogo cinemtaográfico ha de ser conciso, piense usted que una película está dividida en planos y secuencias; una obra teatral, en actos.
Sucede algo parecido cuando se adapta un libro a la pantalla, fusilar el libro sería cometer un gran error.
Una película basada en textos de Shakespeare no es una película, es una obra de teatro filmada.
Lo mismo pasa con los ladrillos de Sir Laurence Olivier.
El único que se acercó al séptimo arte adaptando a Shakespeare fue Orson Welles.

Ratifico lo dicho, J.C. es pedante y soporífera.


Saludos cordiales

11:28 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Es verdad que cine y teatro son lenguajes distintos y esta película no es cine strictu sensu sino teatro filmado. Además de tus exactos argumentos pienso en Espartaco, que relata una historia con un hilo argumental parecido, y en cambio es más trepidante y entretenida y "cinematográfica". En ambas películas se relata una guerra que surge a partir de unos hecho convulso, el asesinato de César por un lado, y la rebelión de una escuela de gladiadores de otro.
Espartaco es a color, se ve cómo un esclavo a caballo en marcha corta sandías, Marco Licineo Craso corteja en los baños al apuesto poeta esclavo, y Kirk Douglas presenta una rica amalgama de expresiones y alardes interpretativos que ensombrecen al mediocre Marlon Brando. Sí, Espartaco es mucho más amena y accesible que Julio César. Y Bergman un mediocre, y los planos de las películas de este último la mediocridad hecha cine.
¡Asesórese hombre, asesórese!

12:08 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Quizás los filmes de Bergman o por ejemplo Rashomon anden cortos de "travellings" o secuencias y se antojen un poco "teatrales".
¿Las vamos a reducir por ello a la categoría de malas y dejarlas en los niveles de "Loca academia de Policía"?
¡Seamos generosos!
¡Respetemos como en Corre Lola Corre la diversidad en los formatos cinematográficos!
¿No es 2001 Una Odisea en el Espacio un peñazo de película y sin embargo se está de acuerdo en que es una obra maestra?
¡Así sea hombre, pues hay que entender el cine como la creación de espacios de imaginación, pero con libertad creativa!
¿Es que nos vamos a quedar estancados con George Lucas? ¡Ahí fuera hay algo más!

12:24 p. m.  
Anonymous El rey de la butifarra a la brasa ha dicho...

Estimado amigo,

usted pasa con una facilidad pasmosa del cine palomitero de última generación al cine de cine arte y ensayo y cine-club.
Ni unas películas, ni otras.
En el interín hay miles de películas entretenidas a la vez que profundas, destinadas al gran público y al más sesudo de los intelectuales, filmes accesibles basados en complicadísimas novelas.
Cine por y para la gente.
No películas creadas por individuos a quien el público le tenía sin cuidado.
Si hay algo que detesto en el cine es la pose y la pedantería.
Joe M. hizo buenas películas, pero se creía genial y pecaba de dirigismo, Ingmar nunca se distinguió por su accesibilidad ("Fresas salvajes", su única comedia, es tan graciosa como un cáncer de páncreas), respecto a Kurosawa no opino, dista mucho de nuestro acervo cultural, me cuesta horrores asimilar las películas asiáticas.
Para relajarme, antes que el Tai-Chi, prefiero tomarme unas cañas.
Kubrick era un ególatra con un par de buenas películas en su haber.

Los mejores, aquellos directores que veían la película como un trabajo coral, global, y no como la obra de un genio iluminado.

La vieja escuela, aquellos que concedían la misma importancia al actor principal que al chaval que repartía los cafés.
¡Dirección sin dirigismos!

Los genios que se dediquen a pintar, esculpir o a volarse la tapa de los sesos.

¡El cine es puro entretenimiento, 3000 butacas que llenar!
El resto, otra cosa.
L
e queda a usted muchísimo cine por descubrir, no se estance, abra la mente, desintoxíquese de plazas comunes, de modernidad y de cierta pose intelectual y no trate de sacarle profundidad y valores purísimos a todas las películas que ve.
¡Un poco de desintelectualización no le vendría mal!
No hay nada malo en la diversión pura y dura.
Le sentaría de maravilla echarse unas risas con alguna buena comedia.

Saludos cordiales

Ivo

12:54 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me falta cine por un tubo. Hace años que no voy al cine. Todo el cine que conozco se lo debo a mi padre.

Padezco Anhedonia (Annie Hall de Allen iba a llamarse así pero los ejecutivos se negaron en redondo), siendo incapaz de experimentar satisfacciones.

A ninguna chica le gusta el blanco y negro y paso de ir al cine solo, sería deprimente. La alegría de las comedias, las cañas y las tapas es insustituible.

¡A tomar por saco!
¡Voy a pasarlo bien!
¡Gracias por los consejos!

1:31 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal