miércoles, marzo 21, 2007

Y de postre...

En mi última receta les comenté que en Europa Central también se utilizan las patatas para elaborar postres.

Hete aquí una receta de unas bolas de patata rellenas de fruta de temporada que me ha facilitado mi señora madre.

Este plato es muy popular en Austria (Obstknödel) y en la República Checa (Ovocné knedlíky).


Ingredientes para 4 personas

4 patatas grandes
12 albaricoques o ciruelas
12 terrones de azúcar (puede sustituirlas por cucharadas de café)
4 yemas de huevo
4 cucharadas soperas de mantequilla (previamente derretida)
4 cucharadas soperas de harina
12 cucharadas soperas de licor: Kirsch, coñac, ron, licor de frutas (opcional)
Sal
Azúcar y canela en polvo para espolvorear

Pele las patatas, córtelas en trozos no muy grandes.
Introdúzcalos en una olla, cúbralos con agua y hiérvalos durante unos 20 minutos.
Déjelos enfriar.
Haga un puré fino sirviéndose de un pasapurés o de un tenedor.
Añada al puré las yemas de huevo, la mantequilla derretida, la harina y una pizca de sal.
Trabaje la mezcla hasta conseguir una masa homogénea.

Lave la fruta, deshuésela e introduzca un terrón de azúcar embebido en licor (opcional) en cada pieza.
Haga 12 bolas con la masa e introduzca en cada una de ellas una pieza de fruta.

Cubra con agua las tres cuartas partes de la cazuela más grande que tenga y llévela a ebullición.
Cuando el agua hierva, introduzca una a una y con la ayuda de la espumadera las bolas de patata.
Cuézalas a fuego suave, retírelas cuando suban a la superficie y déjelas escurrir.

Sírvalas calientes espolvoreadas de azúcar y canela en polvo.

Dobrou chut!

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Así están de gorderas.

10:15 a. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

¿Gorderas?
Fíjese en el caballero de la foto.

Un abrazo,

Ivo

11:51 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Si, y este caballero tan formal desayunaba cada día con un bizcocho muy nutritivo, mantequilla y cacao. Palabra de su cocinera que se lo preparaba con mucho amor para que no desfalleciera durante su duro trabajo de funcionario. Pero claro está, quemaba un montón de calorías en su agitado y fructífero trabajo intelectual ( naturalmente fuera del despacho de funcionario).

Una admiradora incondicional del personaje en mayúsculas de la foto

11:51 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal