miércoles, noviembre 21, 2007

Rebelión en Catanya



¡Por fin ha visto la luz!

El esfuerzo ha merecido la pena.

A pesar de infinidad de impedimentos y trabas, ha salido a la venta Rebelión en Catanya, el descacharrante panfleto (en el correcto sentido de la palabra) de Juan Abreu.

El Sr. Abreu (La Habana, 1952) salió de Cuba (no como reza la canción, sino huyendo del infierno castrista a bordo de un bote acompañado de su amigo Reinaldo Arenas) en 1980.
Vivió exliado en Miami y ahora vive exiliado en Barcelona.
Prolífico pintor y escritor,es creador de un mundo literario provocador y profundamente iconoclasta.

Entre sus obras destacan su testimonio sobre la figura de Reinaldo Arenas, A la sombra del mar (1998), las novelas Garbageland (2001), Orlan Veinticinco (2003), Accidente (2004), Cinco Cervezas (2005) y Diosa (2006).
Su obra ha sido traducida a varios idiomas.

Será el gran líder Tarat Rubéola capaz de llevar a su pueblo a la verdadera Independencia?
¿Es irremediablemente idiota Tostat Décimo, Rey de Espala?
¿Es el famoso asno catanyo o espalo?
¿Cómo se dice follar en catanyo?
¿Qué ha sido del código genético de Adánico Florete, mártir de la libertad de prensa catanya?
¿Por qué ciertos libreros y distribuidores conspiraron para que no se publicara Rebelión en Catanya?

Si le interesa descifrar estos enigmas y de paso reírse como un desquiciado, lea este libro, si no, lea otro.

A su entera disposición en las siguientes librerías:

La Central. Calle Mallorca, 237. Bcn.
La Central del Raval. Calle Elisabets, 6. Bcn.
La Central de Atocha. Ronda de Atocha, 2. Madrid.
Libreria Laie. Pau Claris, 85. Bcn.

En breve también podrá adquirirlo en
  • Emanaciones




  • El Nacionalismo es grave, ceremonioso como toda religión.
    Irracional por naturaleza, hermano carnal del Totalitarismo, detesta el sentido del humor.
    Su objetivo es que todas sus truculencias, delirios y estupideces nos los tomemos absolutamente en serio.
    No demos ese gusto a sus sacerdotes.
    Rebelión en Catanya es un homenaje a Orwell y a Arenas (¡oh Maestros, perdonen el atrevimiento y disculpen mis torpezas!) y un intento de arrojar un poco de humor al rostro de un Nacionalismo que crece a nuestro alrededor, no sólo en España, sino en toda Europa.

    Me he divertido mucho escribiendo este libro, espero que a ustedes les suceda lo mismo al leerlo.

    Juan Abreu

    4 comentarios:

    Anonymous Anónimo ha dicho...

    Bravo Abreu ! A ver si los españoles dejan de ser nacionalistas de una vez y de querer imponerse y chulear a los demás !! Lo veo difícil. Vosotros los cubanos ya los sufristeis durante 406 años , muchos más que nosotros. Y no hubo más remedio que la independencia para que dejaran de vivir del cuento, saquear y difamar sobre ello.

    2:12 p. m.  
    Anonymous Anónimo ha dicho...

    Si Cuba siguiera siendo España le hubiera ido mejor. Y si Ceuta y Melilla pasan a Marruecos les irá peor. Las independencias y sus consecuencias.

    4:07 p. m.  
    Anonymous Anónimo ha dicho...

    Es cierto, nunca debimos dejar de ser franceses, maldita Agustina de Aragón. Ahora tendríamos sueldos decentes y no hubiéramos ahorrado años de dictadura y de monarquía. Para una guerra que ganamos y es justamente la que había que perder.

    7:14 p. m.  
    Anonymous Anónimo ha dicho...

    ¡¡ Vive la France !! ¡¡ Vixca València!!

    11:48 a. m.  

    Publicar un comentario

    Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

    << Página principal