lunes, mayo 28, 2007

Duelo al sol


Empieza a apretar el calor.

Nada mejor para combatir la canícula que echar mano de un buen repertorio de ensaladas, sopas y cremas frías.

Además del tradicional gazpacho y de la consabida Vichyssoise, puede elaborar un sinfín de platos fríos que darán una nota de color a sus comidas estivales.
Las combinaciones son infinitas, déjese llevar, experimente, estimule su inventiva.

Mezcle con la ayuda de una batidora 1 kg de tomates maduros (sin piel y sin pepitas),
2 cucharaditas de azúcar, medio litro de agua, un buen chorro de aceite de oliva, dos cucharadas soperas de vinagre, varias hojas de albahaca fresca (u orégano seco), 2 dientes de ajo, sal y pimienta blanca al gusto.
Sirva la sopa bien fría acompañada de bolitas de mozzarella, trocitos de aceituna negra y hojas de albahaca fresca finamente picadas.
También incorporar al kg de tomates unos trozos de sandia, melón o algunos fresones, eso sí, prescindiendo del ajo.

Otra sopa muy refrescante y de facilísima ejecución es la siguiente:
Bata ocho yogures naturales junto con un vaso de leche, un chorro de aceite de oliva, dos cucharadas soperas de azúcar y el zumo de medio limón. A
ñádale eneldo (o perejil) y sal al gusto, un pepino (o calabacín en finas rodajas y pasado por la plancha) y un diente de ajo finamente picados y unas nueces o piñones.
También puede moler todos los ingredientes.
Déjele unas horas en la nevera y lista para comer.

Las cremas frías de verduras son un excelente entrante.

Caliente en una cazuela dos cucharadas de aceite, rehogue una cebolla picada, ocho zanahorias cortadas en trozos, dos patatas a cuartos y una buena tajada de calabaza.
Pasados unos minutos,cubra las verduras con agua, caldo vegetal o caldo de ave.
Deje hervir durante unos veinte minutos.
Pase los ingredientes por la batidora hasta conseguir una crema homogénea (puede añadir más líquido si la crema queda muy espesa).
Una vez enfriada agregue el zumo de una naranja.

Muela dos aguacates maduros, un vaso de leche, un yogur natural, cuatro chucharas soperas de aceite de oliva, sal y el zumo de medio limón.
Adicione unas gotas de tabasco y cebollino (o cilantro) picado.

Las ensaladas son una magnífica alternativa.
Aparque a un lado la aburridísima ensalada de lechuga tomate y cebolla.

Baraje sin miedo frutas y verduras.
Rábanos, cebolla tierna, naranja, lechuga y hojas de menta.
Pepino, pimiento rojo, queso de Burgos y fresones.
Escarola, bacon frito y granada.
Distintas lechugas, frutos secos e higos frescos.
Manzana, queso manchego (o queso azul), nueces y lechuga
Naranja, kiwi, aguacate, pimiento rojo y pimiento amarillo.
Melón, berros y tomate (una vinagreta de mostaza le va a las mil maravillas)

Prescinda de cocinar dos platos y sirva una abundante ensalada como plato único:
patatas, judías verdes, tomate cherry, atún, anchoas, aceitunas negras, lechuga, alcaparras y alcachofas en conserva.

Cualquier tipo de pasta, mozzarella, tomate, tomate cherry, rúcula, jamón dulce.

Ante las temperaturas inclementes todo vale en la cocina, la única limitación es la imaginación.

¡Buen provecho!

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Buenas noches,

Una amiga me enseñó el blog y esta muy interesante por las cosas divertidas y la escritura esta buena para mi español (soy de Neustadt am Rübenberge, leider nicht aus Schlesien) pero recetas de cocinas? Krass!
Seguro que te enseñatu novia Lausbube! Si no tiens un dia cocinas para mi.

Küschen!

Kassia

11:45 p. m.  
Blogger lucas quejido ha dicho...

¡Aguacates! Te recomiendo que pruebes este postre brasileño: vaciar un aguacate y machacarlo con un tenedor, añadir azúcar y zumo de limón y ya está. La proporción de azúcar y limón es lo que tiene que descubrir cada uno por su cuenta. A la tercera sale perfecto. Me pregunto cómo sería si se enfriara como un sorbete...ay, ay, ay.

9:45 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal