viernes, abril 13, 2007

El última aliento

La última aparación televisiva de un Sammy Davis Jr. gravemente enfermo.
Aquejado de un cáncer de garganta, se negó a que le extirparan el tumor para no dañar uno de sus bienes más preciados, sus cuerdas vocales.
A pesar de la terrible afección, de las pintas de puretas ochenteros de los músicos que le acompañan, y del infame sonido AOR (ese detestable teclado supliendo a toda una sección de viento), resulta impresionante la entereza, la soltura y el savoir faire de este gigante del entretenimiento.
¡El espectáculo debe continuar!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal