lunes, abril 23, 2007

Salmorejo



El salmorejo es una crema fría de origen cordobés.
Un entrante, muy económico y de sencillísima elaboración, ideal para combatir las inclemencias del calor.
A diferencia del gazpacho, ha de quedar bastante espeso y no debe servirse muy frío.

Ingredientes para 4 personas
1 kilo de pan duro
1 kilo de tomates maduros
Medio litro de agua mineral
2 dientes de ajo
1 vaso de aceite de oliva
4 cucharadas soperas de vinagre de vino
Sal
2 huevos cocidos (finamente picados)
Jamón serrano (a tacos)

Desmigue el pan, desechando la corteza.
Remoje la miga con el agua mineral.
Corte los tomates por la mitad.
Pele los dientes de ajo.

Introduzca la miga de pan remojada, los tomates, los dientes de ajo, el aceite, el vinagre y la sal al gusto en un recipiente.

Bata los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.
Puede añadirle algo más de agua si queda muy espesa.

Pase la crema por un colador y rectifique de sal.

Sírvala con el huevo y el jamón.

De segundo, nada mejor que unas sardinas a la plancha (mayo es su mes ideal) con ajo y perejil, una fritura de pescado o unos calamarcitos salteados, siempre acompañados de una generosa ensalada.

¡Buen provecho!

3 comentarios:

Anonymous conillo ha dicho...

Para mí,pelar los tomates (si se escaldan medio minuto se pelan en un periquete) es fundamental .

9:31 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

pa'l conillo,


si lo has de colar

pa' que los pelas?


saludos,
pollastro

10:01 a. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Estimado Sr. Conillo,
es otra opción, escaldar los tomates pelarlos y despepitarlos.
A la hora de hacer un gazpacho es harto recomendable.
En el caso del salmorejo es mejor colarlo todo para evitar que quede muy espeso debido a la miga de pan.
Ya que hay que colar, ¿por qué darse el trabajo de escaldar y pelar los tomates?
Si quieren romper la tradición, pueden sustituir el vinagre de vino por vinagre de Módena, añadirle además unas hojas de albahaca fresca finamente picadas y acompañarlo de taquitos de aceituna negra y mozzarella.
Otra es hacerlo con tomate y sandía (mitad y mitad).
¡De lo más refrescante!

Saludos cordiales,

Ivo

12:14 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal