lunes, octubre 23, 2006

El fabuloso mundo del circo


¡Ya estamos metidos de nuevo en campaña electoral! ¡Dios nos asista! ¡Menudo circo!

Nuestros excelentísimos políticos ya abonaron el terreno del aburrimiento hasta el bostezo con el ir y venir del Estatuto.
Para la gran mayoría de los que residimos en Cataluña, o de los catalanes, como prefieran, fue un parto largo, penoso y cansino.
Si nuestros mandatarios tuvieran un poco más de vista, lo podrían haber servido en cómodas entregas semanales, acompañando cada fascículo con una chapa de cava coleccionable o con algún souvenir del Barça. Lo hubiéramos ojeado tranquilamente el domingo dando cuenta de un vermú Espinaler y de unas anchoas de la Escala.
Creo que hubiera sido una medida mucho más civilizada que tal vez hubiera evitado el clima de crispación, mala uva, desengaño y frustración que con sus constantes salidas de madre ha generado nuestra sobresaliente clase política.

¿Hasta cuándo hemos de seguir aguantando la mamarrachada? ¿Hay alguien que se sienta representado por los candidatos?
Un señor con pinta de telepredicador yanqui cuya afición a la laca ha contribuido en gran medida al calentamiento global, clon en versión maniquí de la sastrería Modelo del Maestro Mutante Pujol, sibilino hasta la náusea.
El gachó más esaborío de toda Córdoba, el tipo que realiza la lectura de los contadores del gas, el charnego renegado al servicio de las todopoderosas familias catalanas que desde tiempos inmemoriales manejan el cotarro.
Un engominado niño bien vilanovino a la deriva, rodeado de fascistas de la peor calaña, vilipendiado por fachas de todos los pelajes, su apariencia tranquila oculta algo amenazador, la bestia agazapada ¿No han reparado en su extraño parecido con el desosegador actor Cristopher Walken?
Un cerril maestro de pueblo al frente de un partido cuya espacio televisivo de campaña electoral es digno de la hija secreta de Leni Riefenstahl y Joseph Goebbels ¿Se han fijado ustedes en esos gañanes vestidos de oscuro cantando a voz en grito? ¡Escalofriante!
Un tipo anodino en constante proceso de fotosíntesis empeñado en salvar bosques, parques y jardines, grandísimo defensor del transporte público, eso sí, sé de buena tinta que a sus vástagos iba a buscarlos al colegio en contaminante coche oficial.
Y por último, un jovencísimo ciudadano, administrativo de banca, cuyo mayor logro ha sido posar en cueros en el cartel de campaña de su partido y organizar absurdas manifestaciones y movilizaciones que no llevan a ningún sitio.
Ya ven si hay para escoger, nos los quitan de las manos.

Los nostálgicos del aguilucho y del Valle de los Caídos y los de las checas y el Fossar de les Moreres, que por desgracia no son pocos, se sirven del victimismo y de la identidad nacional, los dos sectores esgrimen el mismo discurso de tripa y camisa rasgada para enmascarar que no saben por donde empezar a la hora de abordar los problemas reales, que son muchos, de esta comunidad autónoma, región federal, país, Regne de Catalunya, provincia catalano aragonesa valenciana balear o como les salga de las narices llamarla.

Déjense de discursos henchidos de patria, sangre y honor con telón de fondo de banderas anticonstitucionales, de selecciones nacionales, de indignarse por el ¿Expolio? de los papeles de Salamanca, de odios y rencores atávicos, y solventen de una puñetera vez cuestiones como el empleo, la vivienda, la sanidad, la educación, la inmigración y las pensiones.
Una vez arreglado lo verdaderamente importante, ya decidirá cada quisqui si quiere ser funcionario españolito en ciernes, pastor trashumante de la Cataluña Norte, extracomunitario en trámite de legalización o transexual del Ensanche barcelonés.

En las elecciones polacas de 1991, el Partido de los Amigos de la Cerveza obtuvo catorce escaños. No sé como, siendo también polacos, a nadie se le ha pasado por la cabeza la genial idea de constituir tan saludable partido en tierras catalanas. Tal como están las cosas, creo que la opción más razonable sería darle el voto a un partido de estas características.
Arreglar, igual no se arreglaba nada, pero en el interín aliviaríamos tensiones peregrinas y lo pasaríamos de maravilla dando cuenta de unas cuantas jarras.

¿Nadie se anima?

1 comentarios:

Blogger uri ha dicho...

COMO POLACO VUESTRO QUE SOY OS DEBO UNA EXPLICACIÓN Y ESA EXPLICACIÓN OS LA VOY A DAR POR QUE COMO POLACO VUESTRO QUE SOY OS DEBO UNA EXPLICACION (ad nauseam)...

6:29 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal