miércoles, junio 20, 2007

Taxi Driver



José Luis Cantero "El Fary"
(20 de agosto de 1937 -
19 de junio de 2007)



Artículo de Lluis Fernández (suplemento de cultura de LA RAZÓN)

ÍDOLO DE LA HIPERMODERNIDAD

Ha muerto José Luis Cantero, El Fary. Pero todo el mundo sabe que El Fary no puede morir. Como Elvis. El Fary es la primera leyenda posmoderna nacida en España. Quizá ha muerto el último grande de la canción aflamencada española, el cantante que recordaba a clásicos como Juanito Valderrama y Rafael Farina, a quien imitaba sin rubor, de ahí que comenzaran a llamarle "el Farynilla de Las Ventas", pero le sobrevive un pedazo de artista reinventado en los últimos años gracias a la popularidad que le dio ser el ídolo del policía facha Torrente, el brazo tonto de la ley y del director Santiago Segura.
A partir de ese momento, El Fary renació como una estrella incandescente en el firmamento juvenil y pasó a formar parte del santoral freake español, reconvertido en uno de los fenómenos sociológicos más alucinantes de la hipermordernidad contemporánea.

Bomba atómica.

De "el rey de la Etiqueta Verde", las clásicas casetes económicas que se vendían en las gasolineras para un público de clases populares, pasó a ídolo de consumo apasionado entre las hordas del friquismo nacional. Sin variar su estilo. Al contrario, imponiendo su particular forma de cantar unas letras tan castizas como surrealistas, entre la peña adoradora de Chuck Norris.

Analizar este fenómeno sorprendente es más un proyecto de tesis doctoral que de los apresurados artículos de prensa que se escribirán a raíz de su muerte.

Según la acertada definición de la "Friquipedia", "El Fari no es feo... es abstracto". Eso da idea de la magnitud de la adoración que despertó entre los "fans" de "Isi & Disi", al convertirse de la noche a la mañana en una mega estrella del mejor cutre-pop, cuya muerte ha caído en el internet del You Tube como una bomba atómica de desolación.
Son miles las condolencias que llenan los cientos de páginas web de culto que honran la memoria de El Fary.
Un cantante que se hizo a sí mismo, adorado desde sus inicios por los taxistas de toda España, pues él mismo fue conductor de taxi, y que hoy, desde el tope de la modernidad, se le rinde el culto de un mito sin parangón.

El merito de El Fary fue hacerse a sí mismo en un país de funcionarios, ahorrar trabajando para grabar sus primeras canciones, acompañado al piano por Felipe Campuzano, y venderlas personalmente en El Rastro madrileño.
Se inició en los escenarios sustituyendo a Pepe Blanco en el teatro y fue contratado por Antonio Molina para una de sus giras, ambos ya en plena decadencia.
Como en plena decadencia estaba la copla, arrinconada por las rumbas de Los Chunguitos y Los Chichos, más en la honda, al estar promocionada por la progresía de los ochenta, que abominaba de todo cuanto oliera a castizo y español.

El Fary fue uno de los cantantes más odiados de aquellos años en los que lo progresista era el discurso dominante.
Pese a su indudable éxito entre el gran público, un público minoritario y «new wave» lo consideraba de ínfima clase, al mismo nivel que sus popularísimas canciones de corte pop como «Paloma que pierde el vuelo» y «El bichito del amor».

De su ingente producción discográfica, El Fary destaca por una rumba surrealista e imperecedera: "Torito guapo": "¡Vaya torito! ¡Ay, Torito guapo! Tiene botines y no va descalzo". Todo un "crack" que "El Farynilla de Las Ventas" cantaba de forma insuperable, rivalizando en poderío con "Mi carro" de Manolo Escobar, otro fenómeno de la canción española del irredentismo castizo, que en los últimos años ha conocido un nuevo "revival" entre la modernidad más caspa.
Hasta el Koala ha hecho un dúo con Manolo cantando en plan jevi metal ése "Carro" robado estando de romería.

Denuncia social.

La otra canción que lo catapultó a la cima de la fama fue una "rumba-lounge" de denuncia social, "Apatrullando la ciudad", que sonaba en aquel "Torrente" que lo aupó al olimpo de la mega modernidad friqui: "Delincuencia y gamberrismo, violencia y drogadicción, con entrega y energía él será la salvación, lo mismo rescata a un perro de morir atropellao, que evita que den un golpe en el Vizcaya-Bilbao".

Todo el mundo ha sentido la muerte de El Fary, pero entre la vasquilla de «fans», que son multitud en internet, en esta hora de innegable dolor, se intercambian mensajes pidiendo las primeras canciones inencontrables, como "Ayuda en las carreteras" y "La ratita casadera", mientras se lamentan con pena de que se les haya muerto de un cáncer de pulmón, y fantasean con que Torrente, de haberse enterado de que su ídolo padecía cáncer, hubiera secuestrado al mejor oncólogo del mundo y le hubiera obligado a salvarle la vida.

Sentimiento y dolor por la muerte de un icono de la posmodernidad pop.

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

¡En paz descanse!
Naie saldrá con el salero que tuvo él.

7:58 p. m.  
Anonymous conillo ha dicho...

Recomiendo, ya que no lo menta, escuchar "La mandanga".

(A mí el Fary no me parecía feo)

12:12 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mira que era malo el jodío.



Pati Zambra

11:00 a. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

Simpático era, educadísimo, siempre de traje, eternamente sonriente.
Y todo un conquistador, a pesar de su jeta surcada y de su estatura.

"Día de visita" no es moco de pavo, desgarrado dramatismo.

Hoy es día de visita para unos pocos,
Hoy es día de visita para los locos.

¡Impresionante!
¡Ni Quintero, León y Quiroga!

¡Dios lo tenga en su gloria!

11:40 a. m.  
Anonymous Pérsibal ha dicho...

El Fari fue y es una epopeya, un icono de este país, la generosidad hecha persona, un ejemplo a seguir.

Pocas personas como él tienen el honor de representar tan bien algunas virtudes y alma de un país sin pompa ni choriceo.

"Mi universidad es el asfalto" respondía dicharachero a las desafortunadas y vanidosas interpelaciones del humorista Toni Soler.

Fue payo con alma gitana y su mestizaje, simpatía, sencillez, salero y alegría, su esencia.
Muy mucho.

Mierda, uno se da cuenta de que el "hoyo" no perdona ni a María Santísima.

¡Cántate algo FAri, ande estés!

12:45 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Viva la mandanga!
¿Y quién cantará ahora quebrando las vocales?
Bueno .... aún nos queda ¡Joselito (mayorcico)!

12:59 a. m.  
Anonymous Paco El Limpia ha dicho...

Al pobrecico se lo ha llevado el BN.
¡Se van los mejores!
¡y lleva botines y no va descalzo!
¡Ole con ole!

12:03 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No olvidemos su faceta de actor en "Menudo es mi padre". Un grande

6:34 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal