jueves, febrero 14, 2008

Incorrectísima propuesta artística



Si alguien se toma el trabajo de mirar el diseño del futuro túnel que atravesará la ciudad de Barcelona por el Ensanche con el fin de que el AVE tenga no sólo orificio de entrada sino también de salida, observará que dibuja una delicada herradura al llegar a los cimientos de la Sagrada Familia.
Con extrema educación, el túnel se retrasa unos metros para no poner en peligro el tremendo adminículo.
Lo tengo por un error y propongo que se unan todos los ciudadanos que así lo consideren y hagan llegar su voz a quien corresponda.
El túnel debería pasar lo más cerca posible, por ver de dar con este templo en el suelo de una vez.

Comprendo que no es una propuesta fácil de colar, pero considérese que cuando comencé a trabajar en la Escuela de Arquitectura de esta noble ciudad, hará unos veinte años, los más afamados cerebros exigían la demolición inmediata.
El éxito del mamotreto es reciente, desde que comenzó a dar dinero, pero cuando no lo daba expertos como Oriol Bohigas escribían que, tras la ampliación, era el peor edificio de Gaudí, ensuciaba la imagen del artista y sólo le gustaba a la gente de misa diaria.
¡Y eso era antes de que los propietarios le añadieran la cavernosa obra de Subirachs!

Uno de los mejores críticos artísticos del mundo y autor de un gran libro sobre Barcelona, Robert Hughes, también desea su derribo en todas las entrevistas que concede, pero ya George Orwell, en su homenaje a Cataluña, se lamentaba de que entre los muchos templos quemados por los revolucionarios durante nuestra tan añorada república no figurara el destacado capricho.

Si el túnel del AVE pasara un poco mas cerca, a lo mejor teníamos la suerte de hundir todo lo añadido por los papistas en este desdichado siglo, con los monigotes incluidos.
Quedaría lo que en verdad puede decirse que es de Gaudí, o sea, las viejas torres, las cuales, un poco arregladitas, darían para un hotel, una discoteca y un par de restaurantes a la Adrià.
De ese modo los japoneses podrían seguir usándolo y todos saldríamos ganando.

Se admiten adhesiones.

© Félix de Azúa, El Periódico de Catalunya

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

MENUDO HIJO DE LA GRAN PUTA !
Lo que tendría que caerse es tú casa, hijo de puta.

5:21 p. m.  
Blogger Ivo von Menzel ha dicho...

A eso le llamo yo marianísima devoción por tamaña horrendidad (creo que a excepción de alguna iglesia construida a partir de la segunda mitad del siglo XX, algún que otro puente y pantano franquista, el Valle de los Caídos y la Torre Agbar, no hay en el resto de España construcción más siniestra y espeluznante).
En cuanto a caer casas se refiere, con el AVE en marcha,la de viviendas que van a empezar a hundirse (efecto dominó).
Le puede tocar a Azúa, a usted o a un servidor.

No sufra.

Cordiales saludos,

Ivo

5:33 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Alto no disparen!!!. No soy el que ha escrito antes. Yo no vivo en la cripta del templo expiatorio ni tampoco soy Dios. De otro modo no entiendo su trollesco comentario.

Por primera vez en mi vida totalmente de acuerdo con ganzúa.

A favor del TNT y caja detonadora de coyote y correcaminos como método. Y mientras que suene la oda que le dedicó Mike Olfield a la cazidral.

LA. SAGÜADA. FAMIL.LIÁ!!!!!

3:59 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sois realmente alternativos. Es un sentido del humor (nada manido, claro) que , proveniente del ilustrado mundo underground cosmopolita, no está al alcance de los ciudadanos de a pie. Aunque en manos de la subnormaloide minittra ehpañola igual se convierte en profecía, quien sabe.
Falta la opinión de Boadella , que seguro será transgresora y original : convertir la SF en un coso taurino o algo así. Qué graciosos que son !! El sentido del humor y la cultura : siempre de la mano.

5:02 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

hay que ver cómo se ha puesto este blog. Vaya finura! Debe ser de los que van a la Pompeu a gritar...
En fin, a mi la sagrada familia nunca me ha entusiasmado, me gusta más, mucho más, la casa Batlló, más que nada por el tejado y los balcones. Es un auténtico prodigio.

Pero si escribo es para felicitar a Max por la recomendación del libro de Carlos Pujol. Brillante. Después de dejar atrás un nuevo libro de Zweig, me adentré de nuevo en el brumoso mundo de Sherlock Holmes. Como bien dice Max, "En contadas ocasiones uno tiene la fortuna de leer un libro de un autor contemporáneo y disfrutarlo tanto como si leyera un clásico"
Mis más cordiales saludos,

1:47 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo no grito en la Pompeu ni en ningún sitio. Y tú menos, pues ninguna Universidad te hubiera admitido. El nivel.

4:43 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal